Al rescate del respeto, la tolerancia y la sana convivencia entre los jóvenes

 Según datos proporcionados por Joaquín Quintana, presidente y fundador de la asociación civil Convivencia sin Violencia, en México cada año mueren más de 15 mil jóvenes, entre los 14 y 29 años, en accidentes y actos violentos, donde, en la mayoría de los casos, el alcohol es el referente común. 

Por su parte, la encuesta Consumo de Drogas en estudiantes del Distrito Federal, promovida por la Secretaría de  Educación Pública en el año 2006, destaca que en las secundarias de la capital mexicana 30 de cada 100 adolescentes han ingerido alcohol, mientras que en el bachillerato ese porcentaje se duplica. El porcentaje de consumidores de 14 años o menos es de 56 por ciento; mientras que para los mayores de 18 años es de 87 por ciento.

Ante este panorama, y sobre todo a raíz de la terrible experiencia violenta sufrida por  un hijo de Joaquín Quintana, fue creada la asociación Convivencia sin Violencia, cuyo objetivo es evitar la violencia entre jóvenes, “la cual se da todos los fines de semana en antros, fiestas particulares, bares y otros eventos en donde se reúnen pubertos y adolescentes adinerados que desean experimentar “emociones fuertes”.

 

“Es de advertir que hay una juventud de clase acomodada apática, aburrida, pensando sólo en la diversión del fin de semana, sin tener conciencia de qué quieren hacer con su vida”, señaló el fundador de la asociación. “Tenemos que hacer algo por rescatar los valores como el respeto, la tolerancia, la sana convivencia, la solidaridad y la responsabilidad”,  indicó Joaquín Quintana al hablar del Pacto de No Violencia, que ya se aplica en instituciones educativas del Distrito Federal y que recientemente se está promoviendo en Querétaro y otras ciudades del país.

 

Señaló el fundador de Convivencia sin Violencia, que los padres de familia, deben poner énfasis en salvaguardar la vida de los propios hijos, y sobre todo que “la mejor inversión que se puede hacer es en ellos y si los padres no detectan donde hay alcohol y drogas nadie lo hará”.  Por eso exhortó a “poner atención a sus actitudes, a sus acciones, al llamado que nos hacen de muchas maneras para decirnos que se sienten solos y que necesitan nuestro cariño”.

 

La institución, en su programa contra el alcohol y la violencia entre jóvenes, busca favorecer  la sana convivencia entre los jóvenes dentro y fuera de las escuelas, evitando actos de violencia y promoviendo los valores morales que les distinguen.  La estrategia  pretende que los jóvenes se comprometan a no consumir bebidas alcohólicas, y evitar así poner en riesgo su vida y la de los demás; que los padres de familia estimulen ambientes sanos y saludables en reuniones y fiestas ofrecidas por sus hijos, en sus casas u otros lugares, vigilando y controlando en la medida de lo posible el consumo de alcohol. Además han motivado a los colegios involucrados a comprometerse a insistir en los valores morales y cívicos que ayuden a los jóvenes a desarrollar una cultura de compañerismo, convivencia y respeto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s