Crece el número de refugiados en el mundo

MIGRANTES: UNA MIRADA CATÓLICA

Más de 37 millones son desplazados o refugiados en el mundo

En el complejo fenómeno de las migraciones los refugiados, aquellos que se ven obligados a huir de su tierra para salvar la vida ya sea por conflictos bélicos o persecución,  forman un grupo por demás vulnerable cuyo número sigue a la alza.

Cifras sin precedentes

El estudio “Tendencias Globales” presentado por el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) refleja que a finales de 2007 había casi 11 millones y medio de refugiados fuera de sus países y 26 millones de desplazados internos bajo resguardo de ese organismo de la ONU. Los datos referidos no tienen precedentes, puesto que  entre 2001 y 2005 se hablaba de una significativa disminución en el número de refugiados, por lo que este  incremento en los dos últimos años, es un motivo de preocupación.

En términos reales el número de refugiados bajo la responsabilidad del ACNUR se incrementó de 9.9 a 11.4 millones a finales de 2007. Según el Centro para la supervisión del Desplazamiento Interno, el número global de personas afectadas por el desplazamiento provocado por los conflictos aumentó de 24.4 a 26 millones. Por su parte el número de refugiados y desplazados internos se incrementó en 2.5 millones en 2007, alcanzando los 25.1 millones. Las estadísticas se han elaborado con información de más de 150 países.

Las raíces de los desplazamientos forzados

“Tenemos que hacer frente a unos retos complejos a nivel global, que podrían provocar incluso mayores desplazamientos forzados en el futuro. Van desde nuevas emergencias relacionadas con enfrentamientos en puntos conflictivos de la tierra hasta un mal gobierno, degradación medioambiental provocada por el clima que incrementa la competencia por los escasos recursos, y los altos precios que han perjudicado especialmente a los más pobres y que generan inestabilidad en muchos lugares”, señala el documento.

El estudio también detalla otras categorías de personas de las que se considera refugiados o con un estatus similar: apátridas, solicitantes de asilo, refugiados y desplazados internos retornados y “otros”. En total, figuran casi 37 millones de personas que se necesitan ayuda humanitaria.

El informe del ACNUR diferencia entre refugiados -aquellos que han cruzado una frontera internacional huyendo de la persecución y del conflicto- y los desplazados internos que han sido obligados a salir de sus hogares pero permanecen desarraigados dentro de sus propios países.

Colombia, el país con más desplazados internos

El documento destaca que los afganos e iraquíes son quienes encabezan la lista de refugiados por conflictos o persecuciones, y representan la mitad del total bajo protección de la ONU. Estos son seguidos por los colombianos, los sudaneses y los somalíes. Además, el reporte detalla que 80 por ciento de los refugiados son recibidos en países de su región, y que 3 millones de afganos se encuentran en Pakistán, mientras 2 millones de iraquíes en Siria y Jordania. En 2007, los principales países de destino fueron Pakistán, Siria, Irán, Alemania y Jordania, indicó el informe. En cuanto a los países con más desplazados internos, se encuentra en primer lugar Colombia, seguido de Irak y la República Democrática del Congo y Uganda.

La Iglesia en primera línea al servicio de los refugiados

Sin embargo, a decir de organismos internacionales –como el Servicio Jesuita a Refugiados- a los datos consignados por ACNUR deben sumarse otros 25 millones de refugiados a causa de las últimas catástrofes naturales y más de 4 millones de palestinos que no están bajo su mandato.

En este frente la Iglesia católica ha destinado muchos de sus esfuerzos a través del Consejo Pontificio para los migrantes e itinerantes o por medio de las conferencias episcopales. Su Santidad, el papa Benedicto XVI ha referido insistentemente que “acoger a los refugiados y darles hospitalidad es un deber de solidaridad humana para que no se sientan aislados a causa de la intolerancia y el desinterés”, porque “para los cristianos, además, es una manera concreta de manifestar el amor evangélico”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s