“Tenemos una Iglesia sensible a las necesidades de los migrantes”

Entrevista con José Luis Manzo Ramírez, coordinador del Centro de Derechos Humanos del Migrante Scalabrini

 ¿Por qué hubo la necesidad de fundar el Centro de Derechos Humanos del Migrante?

Desde nuestra labor en la Casa del Migrante en Nuevo Laredo advertimos un contexto violatorio a los derechos humanos, en donde, tanto los particulares como las autoridades municipales, estatales y federales, se han presentado como actores que vulneran de forma sistemática la dignidad de la población migrante.

Al recibir un promedio de 35 a 40 migrantes nuevos, más del 40% manifestaba haber sufrido algún tipo de abuso a sus derechos fundamentales durante el camino o al llegar a esta ciudad por policías municipales o por traficantes de personas y delincuentes.

Es esta la experiencia que motivó al padre Francisco Pellizzari, anterior director de la Casa del Migrante Nazareth, a gestionar la creación de un Centro de Derechos Humanos del Migrante. La puesta en marcha del CDHM Scalabrini fue gracias a los recursos facilitados por CRS (Catholic Relief Services) y se inauguró el 01 de junio de 2008, día en que la Iglesia celebra al beato Juan Bautista Scalabrini, padre de los migrantes.

¿Qué situaciones viven actualmente los migrantes que pretenden alcanzar los Estados Unidos por la frontera de Nuevo Laredo?

Existe, ante todo, una situación de secuestro y extorsión perpetrada por el crimen organizado, en la que muchas autoridades o elementos adscritos a direcciones de autoridad de los diferentes niveles de gobierno están coludidas de alguna manera, según lo han manifestado los mismos migrantes que se acogen a las distintas Casas y Albergues de migrantes en México. Esta realidad ha sido documentada en varios informes por organizaciones de derechos humanos.

Muchos migrantes nos han manifestado que son insultados y hasta apedreados por personas de algunas comunidades de México por las que por pasa el tren, el único medio de transporte que usan los migrantes en su travesía por México rumbo a la frontera norte.

¿Cuáles son las situaciones que más atención necesitan con urgencia?

Son dos: la protección y seguridad de los migrantes, sean estos extranjeros indocumentados en tránsito por México o connacionales deportados de los Estados Unidos. Además urge el acceso a la justicia, ya que la condición de indocumentado brinda a los extranjeros pocas o nulas posibilidades de poder denunciar las violaciones a sus derechos y los delitos de los que son víctimas, ya sea en manos de civiles como de autoridades. También es importante el acceso a servicios médicos.

Otro derecho que continuamente se vulnera es la libertad, máxime cuando son detenidos por las policías municipales, siendo juzgados sólo por la apariencia y por pasar parte del día en lugares públicos de las ciudades como plazas o jardines; en este contexto, los migrantes no son sujetos “sin oficio ni beneficio”, son personas en busca de trabajo para una vida más digna para ellos y sus familias.

¿Qué acciones concretas desarrolla el CDHM para defender a los migrantes?

La documentación de casos en los que los migrantes manifiestan haber sido vulnerados en sus derechos humanos. Interponemos quejas ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Tamaulipas; hacemos trabajo de conjunto con la Quinta visitaduría de Derechos Humanos para los casos paradigmáticos que se detectan en el CDHM.

Presentamos ponencias sobre migración y derechos humanos en preparatorias y universidades de la ciudad. Intervenimos con los migrantes hospedados en la Casa del Migrante donde les informamos sobre sus derechos y obligaciones como extranjeros en México y realizamos también informes semestrales en los que se presentan estadísticas y argumentos sobre las violaciones que los migrantes han manifestado haber sufrido.

¿Cómo ve la sociedad civil a los migrantes?

Como sucede en todas las realidades sociales, Nuevo Laredo tiene un sector antiinmigrante. Sin embargo, hay ciudadanos que entienden, no desde las consecuencias, sino desde las causas, lo que significa para los migrantes dejar patria, familia, patrimonio –por pequeño que este sea- y enfrentarse al monstruo que en México les espera. Generalmente este sector está constituido por personas que trabajan o colaboran en otras organizaciones de la sociedad civil, por personas que pertenecen a algún movimiento religioso y gente que ha experimentado en carne propia lo que migrar significa. Contados son aquellos que laboran en dependencias de gobierno y son sensibles a esta realidad social.

¿Tenemos una Iglesia sensible a las necesidades de los migrantes?

Al menos a nivel local tenemos una Iglesia sensible a las necesidades de los migrantes. Cuando el obispo Gustavo Rodríguez tomó posesión de esta diócesis de Nuevo Laredo anunció como una prioridad la protección de los migrantes y la defensa de sus derechos. Se ha manifestado a favor de ellos cada vez que tiene oportunidad. Monseñor Ricardo Watty, primer obispo de Nuevo Laredo, siempre quiso que en el sector eclesial  se creara un CDHM. Esta sensibilidad se hace evidente en las donaciones que muchas parroquias aportan a la Casa del Migrante, la participación y apertura para las celebraciones que por tradición se celebran, como el 2 de noviembre en memoria de los y las migrantes que han muerto en su intento de cruzar la frontera y la jornada del migrante que se celebra el primer domingo de septiembre de cada año.

¿Qué necesidades hay en el CDHM Scalabrini?

Necesitamos fortalecerlo aún más; si bien trabajamos con tres redes formales, que son, la Dimensión Pastoral de Movilidad Humana en México, La Red de las Casas y Centro de  Derechos Humanos del Migrante en la Zona Norte de México y El Foro Migraciones, a nivel interno carecemos de personal, como consecuencia de la ausencia de recursos. Nos falta el área jurídica, muy importante en un Centro como éste y el área de educación, con una persona que pueda hacerse responsable de la promoción y difusión de los derechos humanos fundamentales de los migrantes. No estamos cerrados a la posibilidad de contar con personas voluntarias, así que cualquier recurso humano y monetario será siempre bienvenido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s