Pobreza alimentaria: es tiempo de solidaridad

Casi veinte millones de mexicanos no pueden comprar los alimentos necesarios para su subsistencia

En los últimos cuatro años, más de cinco millones de personas en México pasaron a engrosar las filas de aquellos que padecen pobreza alimentaria, de tal manera que ya son 19 y medio millones de mexicanos (un poco más del 20% del total de la población nacional) los que no pueden satisfacer adecuadamente sus necesidades de alimentación.

Esto es lo que informó recientemente la Secretaría de Desarrollo Social (SEDESOL), y señaló que factores como el incremento de precios en los alimentos a partir del año 2006, así como la crisis financiera mundial, propiciaron que en México se alcanzaran estas cifras de pobreza alimentaria.

La dependencia federal ha explicado que hasta el año de 1996 los registros indicaban que en México sobrevivían 34.7 millones de personas en pobreza alimentaria, pero la cifra disminuyó hacia el 2006 cuando se reportaron 14.4 millones de mexicanos en tal situación; sin embargo en el lapso de 2006 a 2008 la cifra repuntó.

Chiapas, Guerrero y Oaxaca son los estados de la República en donde se concentran los mayores problemas de pobreza.

“Gran parte de la pobreza se caracteriza, bueno, por una parte por ser pobreza intergeneracional, o sea una vez nacido en una familia pobre es muy difícil que pueda salir de ahí”, ha señalado la representación de las Naciones Unidas en México. “Si una madre pobre, de una parte rural en México, tiene hijos, la probabilidad que esos hijos a su vez sean pobres y de sus hijos a su vez sean pobres, es muy alto”.

Situación preocupante

El año pasado, durante su asamblea anual, la Comisión Episcopal para la Pastoral Social (CEPS) del episcopado mexicano había sido clara al señalar que más de cincuenta millones de mexicanos –más del 47% de la población– viven sumidos en la pobreza, según datos proporcionados por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (CONEVAL).

El informe presentado en el análisis de realidad de aquella reunión de la CEPS indica que entre 2006 y 2008 el porcentaje de pobres subió cerca de un 5% en lo relativo a pobreza de patrimonio y a pobreza alimentaria, los dos rubros a los que se aboca.

Según las estadísticas, más de 7 millones de personas afectadas por la pobreza alimentaria viven en zonas urbanas, mientras que poco más de 12.5 millones residen en el área rural del país.

Los pobres no pueden esperar

La Iglesia de México considera que ésta situación  es preocupante. Fruto del Encuentro Nacional de Pastoral Social 2009, la CEPS presentó el documento “Los pobres no pueden esperar”, donde se reconoce que la pobreza es una situación que se agudiza en los momentos de catástrofes naturales y enfermedad, afectando mucho más la vida de la mujer; y enfáticamente señala: “la Iglesia tiene la preocupación de estar cerca de los pobres, pero actúa muchas veces de manera asistencialista”.

“Debemos estar dispuestos a acompañar a nuestros hermanos en la pobreza, en sus angustias y desesperanzas. La Iglesia debe continuar su esfuerzo asistencial, pero también  de promoción humana, para volver la vista al Evangelio y establecer la fraternidad”, señala la exhortación de los obispos.

“Tenemos que vivir un serio compromiso para combatir la pobreza y promover la justicia. La fe verdadera conduce a la fraternidad y la solidaridad. La pobreza no está en el Plan de Dios, por lo que no debemos fomentar la pobreza con el pretexto religioso, más bien, debemos provocar la conversión en la comunión de bienes”, remata el documento episcopal.

 

Anuncios

2 pensamientos en “Pobreza alimentaria: es tiempo de solidaridad

  1. Si bien es cierto que hay pobreza alimentaria más pobreza es no saber que comer para poder nutrirte eso es lo que hay que enseñar y creanme no sale muy caro comer sanamente, la otra la iglesis es una mentira andando, enverdad se duelen de la pobreza tienen en banco más rico del mundo en el Vaticano, sus grandesas de fortalezas las tenemos a la vista, son esos los más pobres los que dan para levantar esas construcciones que los siguen explotando por los siglos de los siglos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s