Defender a los defensores

 “Si eres neutral en situaciones de injusticia, haz elegido el lado del opresor” Desmond Tutu.

En el periodo que abarca de enero de 2005 a mayo de 2011, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) y las comisiones estatales recibieron en conjunto 523 quejas y expedientes de violaciones de las garantías básicas de defensores de derechos humanos, según consigna el Informe especial sobre la situación de las y los defensores en México.

 El documento de la CNDH indica que en el periodo referido se han consumado 27 ejecuciones; además que las procuradurías generales de Justicia del país reportan tener conocimiento de más de cien casos de delitos cometidos en perjuicio de defensores de derechos humanos.

El informe detalla que en los últimos seis años se han solicitado 156 medidas cautelares en favor de defensores para evitar la consumación de daños a sus derechos.

Las principales violaciones en perjuicio de los activistas son: intimidación, amenazas, integración irregular o deficiente de la averiguación previa, delación en la procuración de justicia, detención arbitraria, cateos ilegales, desaparición forzada, uso arbitrario de la fuerza pública y prestación indebida del servicio público, incluso la privación de la vida.

En México, los defensores de derechos humanos trabajan dentro de un clima social que afecta directamente su marco de acción, consecuencia del enfrentamiento con el crimen organizado; sin embargo, muchas de las amenazas y presiones se reciben de parte de autoridades de diferentes niveles.

Es claro que el trabajo de los defensores de derechos humanos provoque reacciones de quienes quieren impedir su labor humanitaria: al proteger a las victimas exponen al agresor a ser llevado ante la justicia. Absurdo En este contexto de vulnerabilidad, la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) puso en marcha, desde el mes de julio pasado, una campaña titulada “Declárate”, para reconocer la actuación e importante papel que desempeñan las y los defensores de derechos humanos a favor de la legalidad y el bienestar de los ciudadanos.

El objetivo principal de la Campaña, según ha informado la ONU-DH, es “visibilizar la importante y legítima labor que realizan las defensoras y defensores”. La Campaña adopta el concepto de la Declaración de la ONU sobre Defensores de Derechos Humanos en el sentido de que todas las personas podemos ser defensoras.

“Declárate” ha insistido en la idea de que “si los defensores se tienen que defender a sí mismos, no podrán defender a nadie más”. Por eso ha instado a la sociedad civil a exigir al gobierno que prevenga cualquier tipo agresión en su contra de los defensores y que investigue a fondo los ataques cometidos.

Los promotores de la Campaña buscan hacer conciencia de que la violencia, la impunidad, la desigualdad y la discriminación son, por desgracia, situaciones cotidianas y no se puede pensar que a uno no le tocara. Por eso se busca que se vea a los defensores como personas que trabajan por el bien de la sociedad y se reconozca que luchan porque todas las personas tengamos los mismos derechos: “Entre más personas apoyen a los defensores, menos riesgos enfrentaran y tú estarás mas protegido contra la injusticia”, señalan.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s